Integrantes  WATER

CETIM, a la vanguardia del riego inteligente

Cada día son malgastados en el riego de nuestros jardines públicos cientos de litros de agua debido a la escasa planificación del riego y a la nula adaptación a las necesidades individuales de cada jardín y especie de planta.
Con el objetivo de racionalizar el uso de nuestros recursos hídricos, nació el proyecto Water, conformado por las empresas Malvecín (líder del proyecto), el Grupo ABN y Galtel Sensor Intelligence, así como los organismos de investigación Fundación CETIM y el grupo Fertirrigación e Necesidades Hídricas dos Cultivos de la USC. Water cosechó su primer éxito en diciembre, al haber conseguido financiación de la convocatoria autonómica de I+D Conecta PEME 2013 para la ejecución de este sistema de riego de inteligente.
El objetivo del trabajo es desarrollar un método para que el sistema de riego sea eficiente desde el punto de vista del agua, la nutrición y la energía. En estos momentos han identificado hidrozonas, que son monitorizadas con una red inalámbrica de sensores que miden en tiempo real parámetros del suelo, la planta y el clima. También se realizará un control inteligente y remoto del riego de las hidrozonas en las infraestructuras verdes de los contornos urbanos.
Los investigadores nos centrarán en elaborar un sistema para la racionalización de los consumos de las hidrozonas, el empleo de nuevas tecnologías, el diseño de una solución de transmisión de datos eficiente vía radio, la selección de los diferentes sensores, un lenguaje de gestión y demás elementos implicados. El proyecto también contempla el diseño y posterior fabricación de un sistema de conducción inteligente con capacidad para integrar un riego sostenible y aportar un equipamiento completo de control antimicrobiano, de optimización del flujo hidráulico y con gran resistencia a daños mecánicos. Este dispositivo implicará también el ahorro y racionalización del uso del agua y prestará especial atención a las necesidades sociales para así adaptarse a cada situación. Finalmente, también estudiarán las necesidades hídricas de las especies presentes en los jardines.

Los trabajos comenzaron a finales del año pasado y se prolongarán hasta mediados del año que viene, cuando se espera que los dos prototipos en desarrollo estén finalizados y con las primeras series de datos tomadas y analizadas. Para ese momento, se espera que la repercusión mediática ya alcanzada se convierta también en repercusión social y que Water permita ahorrar cientos de litros de agua en el riego de los jardines que dan un toque de paz y verdor a nuestras ciudades.